Quererte...

para que me cambies.

para matar el tedio de ser lo mismo que fui ayer.

para advertir donde invento límites

y cómo fomento estupidez.

Quererte es la forma de derribarme

Y a la vez, de encontrame.

Quererte es morir a cada idea,

Alimentar al animal para sentirme viva

Quererte es ir siendo.

y aprendiendo lo que se es. 

Abrirme a un horizonte sin final y sin destino.

Abrirme...

Abrirme cada vez más.

Este amor voraz me pide más.